Fin de año

Fin de año

Ya es 31 de Diciembre y por fin se acaba el año, creo que era lo que mas quería.
Si hiciera un recuento del año que se va podria resaltar las cosas malas que pasaron y tenían que pasar, los nervios, el trabajo en exceso, las muy buenas notas de la U con una ginda de la torta, echarme un ramo que no podia, que hizo que todo el esfuerzo del año pareciera un cuesco de aceituna.

Las despedidas jamas realizadas, la soledad, la muerte, la lejanía, la sobrerresponsabilidad, la sobrecarga emocional, la deshidratacion de tanto llorar, la lejanía de la gente que quiero aunque parte de ellos vivan en mi misma ciudad, el vacio de la casa de mi abuelita, en Temuco ya no se respira el mismo aire que antes.

De las cosas: Mi computador quemado por vándalos del 11 de septiembre, el metro relleno de flaites y viejos verdes (sin olvidar la vieja guatona y la inconsciente con coche de guagua en horario punta) en negrito (nuestro auto, Ford Probe) quedando en pana donde no debe, el auto-jeep-sin nombre nuevo que compraron para el descanso del otro auto, la cordillera espectacular que se puede ver en santiago gracias a la falta de locomoción colectiva (Transantiago), la nieve del invierno en casi todo santiago, las calles listas y limpias de Chiguayante después de su remodelacion vial, un Temuco extraño y vacío del que conocía.

Creo que lo único bueno que paso fue lo mucho que aprendí, de mi y los demás, de que 3 años en las nubes tiene que tener algún periodo de tormenta y que todo lo que soy y me rodea no tiene nada de malo, desde ser baja de estatura y tener esa melancolia extraña que a veces tengo, hasta creerme la muerte por romperle un par de esquemas a un arquitecto. Aprendí a que todavía tengo esa maldita iniciativa de mandar a la cresta todo lo que me cause problema, pero lo mejor es que puedo quedarme y aguantarla y a veces arreglarla. Volvieron a decirme “Andreita” no puedo evitar ser no querible por algunos (q no sea la gente de siempre)

“Cuando el amor arribe a vosotros, seguidle. Aunque sus veredas sean duras y difíciles de seguir. Y cuando sus alas os envuelvan entregaos a él. Aunque la espada que oculte bajo sus alas pueda heriros. Y cuando os hable creed en él. Aunque su voz pueda arrasar vuestros sueños, así como el viento del norte arrasa los jardines. Porque aun siendo el amor como una recompensa también será castigo para vosotros. Porque él os hará crecer, pero os frenará después. Aunque ascienda hasta vuestras alturas y acaricie vuestras fibras más sensibles, esas que se estremecen bajo la caricia del sol. Así descenderá hasta vuestras raíces y las agitará por muy arraigadas que se encuentren en la tierra.” El Profeta-Gibrán Kalhil Gibrán
Por fin entiendo esa parte de un libro que muchos años atrás leí y no entendí.

Bueno, un monton de cosas que tenia estancadas y es necesario dejarlas en el año viejo para empezar el nuevo de buena manera, ojala todos pasen un muy feliz año nuevo sin olvidar comer lentejas, las 12 uvas, los calzones amarillos, el abrazo, la vuelta a la esquina con maleta, la copa de champagne, si alguien sabe que mas se hace para el año nuevo …