Nuevas buenas

Nuevas buenas

Si, aquí, alergizzzada como nunca por culpa del smog de Santiago que después del viaje a Concepción y Brasil desconocí el aire de la ciudad donde siempre he vivido, en otras palabras, me acostumbre al aire puro :P

Para aquel trabajador flojo e inútil del Club de Lectores del Mercurio le informo que todavía no tengo mi tarjeta de descuentos y el apellido mal escrito en la tarjeta de mi mama todavía sigue ahí, mal escrito, seguramente por culpa de alguna secretaria que no se corta las uñas cuando escribe en el computador.

También sigo aquí después de una reunión en donde me recibirán con los brazos abiertos a trabajar en un mega-proyecto en Conce apenas me suelten un poco en la U, que emoción poder crear algo que en un tiempo mas sera tan real que se podra tocar, ese es el máximo logro al que puedo llegar, ver un “hijo” de verdad y no uno de papel perdido en un montón de cartones.

Sigo después de empezar a entender el ciclo normal que tiene la vida, mientras unos nacen otros mueres y descubri que por mas que lo desee es algo que nunca cambiare, por lo menos ahora las noticias comienzan a transformarse en buenas y alegres.

Y aquí mismo es donde estoy después de la falsa alarma de una periodista de querer entrevistarme por ser “Geek” cosa que ni yo sabia que lo era y ahora que lo pienso bien tal vez podría ser, que miedo, mi perfil de nerd ya esta casi completo, casi porque ya no uso lentes y tengo unas poleras que hasta la chicholina le daria verguenza usar, jajaja eso era chiste ….

Siguiendo con la “vida computina” puedo decir que ya es hora de un nuevo tarro, uno para mi y otro para mi abuelita que esta muuuuy interesada en aprender a “chatear” y “bloguear”, y como saben, en una de esas termina yendo a las juntas blogers.