Tramitando

Tramitando

Ya que no se me ocurre de que escribir les contare la odisea de ayer por ir a pagar el banco.
Antes que nada pase a la U a una corrección con mi profe guía por lo de titulo, el cual fue seguido de una interesante conversación de porque en ESA universidad no se hace investigacion si están todos los medios para ello, aparte de todo el material que se crea en mi escuela debiese ser aprovechada en vez de apilarse en la biblioteca, en fin. Luego de eso vino el temblor, lo sintieron?? yo si, estaba casi tomando el ascensor cuando me movieron el piso, pensé q era uno de mis mareos, luego cache q era temblor y pensé si es q seria el GRAN terremoto q todavia no ocurre en Chile (estamos atrazados con respecto a las estadísticas)
La cosa es que el edificio pego su zamarron y me fui por las escaleras (no me gustan mucho los ascensores) vueltas y vueltas para pedir un par de libros y al banco a pagar …
Metro y con casi una tragedia, uno de los libros se me cayo cuando estaba en la puerta del vagón y por unos centímetros casi cae a la linea del metro, yo ya leía los titulares de los diarios: “se tira al metro por los libros”… es q no estoy NI AHI!! con q se me pierda o rompa un libro de la u y q lo tenga q pagar, ya les he pagado mucho para seguir …

Después del show metro-micro cuando estaba a punto de bajar se larga a llover, y yo ahí, sin paraguas, solo con parka así q obligada a abrir la parka para tapar los libros :S, llegue al banco y cola, lo bueno fue q en la cola de los abuelitos estaban peleando porque uno de los abuelitos no le quería dar el asiento a otra abuelita (los asientos al lado de la cola claro) decía q el también tenia una hernia y no se q, y fue igual chistoso todo el mundo estaba mirando muerto de la risa porque al parecer se conocían, otro rato mas en la fila viendo pelotón vip, lo suficiente como para saber q no lo volveré a ver jamas, aunque este en una fila.
Ya a la salida del banco había salido el sol y la cordillera gigante y blanca me estaba esperando y acompañando hasta llegar a casa.